¿Cómo dominar aquellos aspectos del juego que consideramos importantes para optimizar el rendimiento de nuestro equipo?¿Qué tipo de situaciones nos generarán mayores y mejores adaptaciones? ¿De qué manera podemos introducir ciertos constreñimientos o normas de provocación que provoquen la aparición de los comportamientos que deseamos?

Entendiendo que la adaptación al contexto (club, filosofía, jugadores, recursos…) donde desarrollamos nuestra labor ejerce una gran influencia en nuestra manera de entrenar, creemos que para generar adaptaciones específicas en nuestros jugadores necesitamos precisamente eso: especificidad. Fútbol. 

Como nos muestra perfectamente el Entrenamiento Estructurado a través de los diferentes niveles de aproximación, podemos optimizar el rendimiento de nuestros jugadores a través de situaciones de carácter general, dirigido o especial hasta llegar a la máxima especificidad en las situaciones de carácter competitivo.

Son muchos los recursos a utilizar en función del criterio y la realidad de los técnicos. El juego de posición presentado a continuación, como situación de carácter especial, provoca principalmente 2 comportamientos tácticos generados por la normativa de la tarea. El feedback verbal siempre será importante para que se manifieste aquello que deseamos, pero serán las normas de provocación de la tarea lo que haga real y específico aquello que queremos entrenar. 

Hablamos algo de ello en “El Manual de Fútbol Revolucionario” que puedes conseguir gratis descargándolo en nuestra web.

En este caso, la división del espacio en diferentes zonas nos facilita que el jugador interprete el objetivo presentado: salir de la zona donde recuperan el balón en un máximo de 3 pases. Además, como consecuencia, eso genera que el comportamiento inmediato del equipo que perdió la posesión sea presionar rápidamente para evitar que el equipo que recuperó el balón salga de la zona donde lo hizo.

Por último, hemos incluido una forma de puntuación “diferente” con el objetivo de favorecer la continuidad y la competición en la tarea. De este modo, establecemos un primer objetivo para el equipo que está en posesión del balón:

  • Circular por las 4 zonas del espacio con un máximo de 5 pases por zona.

A partir de conseguir ese primer objetivo, el equipo en posesión del balón empieza a sumar número de pases (4, 5, 6, 7…) hasta que pierde la posesión del balón. Una vez vuelven a hacerse con el balón y consiguen el primer objetivo de circular por las 4 zonas, retoman la cuenta en el número donde se habían quedado (7, 8, 9, 10, 11, 12…). Así, el equipo que más pases consiga a lo largo de cada una de las series será el ganador.

DESCRIPCIÓN

Se juega una posesión 8vs8 + 2 comodines ofensivos en un espacio de 45×40 metros dividido en 4 zonas iguales.

El objetivo del equipo atacante es mantener la posesión del balón pudiendo jugar un máximo de 5 pases en cada una de las zonas delimitadas.

El objetivo del equipo defensor cuando recupere el balón será salir en un máximo de 3 pases de la zona donde recuperó el balón. De este modo, estimularemos también la presión tras pérdida del equipo que perdió la posesión del balón.

El equipo ganador será quien más pases consiga tras haber circulado previamente por las 4 zonas establecidas. A partir de esa circulación, se empezarán a sumar pases. Una vez se pierda la posesión del balón, la cuenta se retomará en el nº de pases que se había quedado el equipo. Tras cada serie, el equipo con mayor nº de pases será quien gane.

Por razones de privacidad YouTube necesita tu permiso para cargarse.
I Accept

¡Esperamos que os haya resultado útil y práctica!

El equipo de Fútbol Revolucionario