Una semana más, volvemos a la carga de nuevo con una nueva situación de entrenamiento que poder incluir al inicio de tus sesiones con la que poder hacer hincapié en principios individuales ofensivos y defensivos para posteriormente desarrollarlos de manera más global y específica en las siguientes situaciones.

En esta ocasión os presentamos un rondo con un menor grado de especificidad, ya que la posición de los jugadores en esta situación no tiene relación con la posición que ocupan en el terreno de juego.

Aún así, esta situación en espacio reducido nos permite atender y poner el foco en algunos principios individuales fundamentales en el entrenamiento. A nivel ofensivo podemos destacar entre otros:

  • Perfil corporal de los jugadores que van a recibir el balón que les permita jugar hacia delante y progresar en el espacio.
  • Esconder la intención del pase por parte del poseedor: mirar hacia dentro para jugar hacia fuera y viceversa.
  • Ofrecer líneas de pase a espaldas de los jugadores que presionan, respondiendo así a cada movimiento de los jugadores que defienden.

A nivel defensivo en este caso, y habiendo una superioridad tan grande por parte de los jugadores exteriores, el objetivo principal es tapar líneas de pase y coordinar el movimiento de los 2 jugadores que defienden, presionando uno de ellos en su espacio correspondiente y defendiendo la espalda su compañero, tratando de interceptar los pases que vayan con la intención de progresar al siguiente espacio.

Debido a la superioridad numérica de los jugadores exteriores, planteamos series de un tiempo máximo de 1’ 30” que nos permitan mantener la intensidad y la calidad en la tarea. Una situación donde la intensidad desciende supondrá una pérdida de ritmo y calidad, y como consecuencia un menor aprendizaje. En este caso, un descenso en la intensidad y un menor ritmo de desplazamiento por parte de los 2 jugadores que defienden, se traducirá en una menor exigencia para los jugadores exteriores.

Por último, como técnicos, debemos ser capaces de encontrar el mejor momento tanto de la sesión como del microciclo para el desarrollo de este tipo de situaciones, ya que un medio de entrenamiento como el rondo permite la inclusión de múltiples variantes en su diseño que impactarán en la estimulación de unas estructuras. En este caso como ejemplo:

  • La introducción de un elemento competitivo, haciendo que la pareja que más balones recupere es quien gana, hará que el rondo estimule la estructura bioenergética y mental de nuestros jugadores.
  • La introducción de compañeros y oponentes, favorece ya la estimulación socio-afectiva, emotivo-volitiva y creativo-expresiva.
  • El desarrollo del rondo en un espacio mayor o menor, la manifestación de una superioridad – inferioridad numérica y una duración más o menos prolongada, generará unos efectos u otros en la estructura condicional.

DESCRIPCIÓN DEL EJERCICIO

Rondo donde participan 8 jugadores organizados por parejas, colocando a 6 por fuera y 2 por dentro como defensores. Los jugadores situados por fuera ofrecen líneas de pase constantemente al jugador que se encuentra en posesión del balón (jugamos a 1 o 2 toques en función del nivel de nuestros jugadores). Los defensores se organizan el espacio: cada jugador defiende en la mitad del espacio que le corresponde, mientras su compañero defiende su espalda tapando líneas de pase en el medio, disputando así una situación de 3vs1 en cada zona. Cada pareja defiende durante 1’30”.

Por razones de privacidad YouTube necesita tu permiso para cargarse.
I Accept

¡Seguimos avanzando en la búsqueda de nuestra mejor versión!

El equipo de Fútbol Revolucionario