Una semana más os traemos una nueva situación de juego que esperamos sea aplicable para vuestras sesiones. En esta ocasión os traemos una situación centrada en uno de los medios de entrenamiento más utilizados por muchos técnicos: el rondo. 

Bajo nuestro punto de vista, al desarrollarse tanto en un espacio como con un número de jugadores reducido, uno de los aspectos positivos, beneficios o ventajas que nos brinda este medio de entrenamiento es que tanto el número de acciones por jugador como las interacciones entre los mismos, es muy elevada, lo cual nos permite un grado de repetición de acciones alto sin que el esfuerzo llegue a ser muy exigente y una estimulación principalmente de la estructura coordinativa y cognitiva.

Además, otro de los beneficios que le encontramos a los rondos es que suelen ser situaciones que son del agrado del jugador al verse favorecida su participación en el juego y su continuidad en el mismo. Del mismo modo, son muy amplias las variables que podemos introducir en estas situaciones en función del tipo de espacio, número de jugadores, estructura, mayor estimulación de alguna de las estructuras (socio-afectiva, coordinativa, cognitiva…), objetivos tácticos en espacio pequeño para después progresar a espacios o situaciones más amplias o colectivas, etc.

Así, el rondo se puede convertir por un lado en una herramienta muy útil con la que poder empezar nuestras sesiones para introducir aquellos conceptos que se entrenarán de manera más específica en la parte principal de nuestra sesión en función del día del microciclo y también se convierte en un medio de entrenamiento donde entrenar y darle importancia a aquellos conceptos  ofensivos y defensivos más micro o individuales que consideremos.

Sin embargo, por otro lado también debemos ser conscientes de las limitaciones de este medio de entrenamiento. Y es que a pesar de la estimulación que conseguimos principalmente de la estructura coordinativa debido al espacio y tiempo limitado del que disponen los jugadores, el rondo es un medio de entrenamiento muy alejado de la especificidad del juego donde el grado de esfuerzo y estimulación a nivel condicional también es reducido, por lo que creemos que es un complemento o medio facilitador para otro tipo de situaciones que entrenen de manera más específica a nuestros jugadores.

DESCRIPCIÓN

Situación de 6vs3 en un espacio de unos 16 x 8 metros dividido en 2 zonas, organizando al grupo en 3 equipos de 3 jugadores.

El objetivo del equipo en superioridad es progresar a la zona más alejada. Para ello, deben encadenar un mínimo de pases en la zona donde se encuentra el balón. Una vez se conecta con el jugador alejado, los 2 jugadores exteriores + el jugador interior progresan al otro espacio.

Por parte del equipo defensor, un máximo de 2 jugadores defienden la zona donde está el balón. Si recuperan el balón, atacan a cualquiera de las 2 porterías contra los jugadores interiores.

Cada vez que el equipo en superioridad consigue 1 punto, el equipo defensor recibe 1 punto negativo. Cada vez que los defensores consiguen un gol, suman 1 punto positivo. De esta manera, el equipo de 3 jugadores que menos puntos ha recibido y más goles ha hecho, gana. 

¡Seguimos avanzando!

El equipo de Fútbol Revolucionario