¡Saltamos al campo una semana más con una nueva tarea de entrenamiento!

Y para empezar, te lanzamos 3 preguntas:

  • ¿Cómo inicias tus sesiones de entrenamiento?
  • ¿Cuál es la percepción que recibes de tus jugadores?
  • ¿En qué se diferencian tus inicios de sesión en función del día del microciclo?

A la hora de favorecer el desarrollo de una buena sesión de entrenamiento, la parte inicial de la misma se convierte en fundamental.

Por un lado, desde nuestra responsabilidad como preparadores físicos, destacamos la importancia de activar y preparar condicional y fisiológicamente a nuestros jugadores para la posterior exigencia, intensidad y especificidad del entrenamiento, con el principal objetivo de reducir el riesgo de lesión y predisponerles en las mejores condiciones para el desarrollo y esfuerzo de la sesión.

Sin embargo, por otro lado… ¿esa preparación para predisponer a los nuestros al entrenamiento debe ser abordada únicamente desde la estructura condicional? ¿Predisponemos al jugador en las mejores condiciones abordando sólo desde ese enfoque? ¿Es consciente el jugador de la importancia de la concentración, de la plena atención y de la responsabilidad durante su entrenamiento? 

Si queremos lograr una óptima activación previa al inicio de la sesión, no nos valdrá únicamente con el control de series, repeticiones, minutos y ejercicios generales. Y es que si la variabilidad es un factor clave a la hora de crear adaptaciones en nuestros jugadores, el inicio de la sesión se convierte en un momento ideal para ello.

Con este planteamiento, desde nuestro rol como técnicos, consideramos relevante resaltar 2 aspectos a tener en cuenta por su influencia en el rendimiento de nuestro equipo:

  1. Dime cómo es el inicio de tu sesión y te diré cómo sigue”. Y es que, con una óptima activación abarcada desde las diferentes estructuras, facilitaremos mucho el desarrollo posterior de la sesión; al igual que sucederá de modo contrario. Por lo tanto, debemos ser conscientes de que la primera toma de contacto del jugador con el entrenamiento influirá positiva o negativamente en el desarrollo del mismo.
  1. En un deporte donde a través del control y el conocimiento buscamos tener respuesta a todas las preguntas; los estados de ánimo, las emociones y el aspecto humano siguen marcando diferencias. ¿Y de qué manera podemos incidir en ese estado ánimo y sensaciones en nuestro equipo desde el inicio de la sesión? A continuación os dejamos un ejemplo a través de una rueda de pase donde el elemento diferencial es la competición por equipos y el tiempo limitado.

DESCRIPCIÓN DEL EJERCICIO

Organizamos una competición con dos equipos que inician a la vez una rueda de pases con distinta orientación (una hacia derecha y otra hacia izquierda) con la siguiente secuencia:

  • JUG 1 conduce hasta el cono cercano y juega en diagonal con el JUG 3.
  • JUG 3 deja en corto para JUG 2, quien aparece en el espacio para jugar en largo con JUG 4.
  • JUG 4 controla y conduce hasta las picas, donde JUG 5 ofrece una línea de pase en diagonal.
  • JUG 4 juega una pared con JUG 5 y finaliza en la portería pequeña. ROTACIÓN: 1 a 2; 2 a 3; 3 a 4; 4 a 5 y 5 a 1. 

¡Esperamos que os guste y seguimos avanzando! 😉

El equipo de Fútbol Revolucionario