Bienvenidos de nuevo a la parte práctica de nuestro blog. Seguimos diseñando nuevas situaciones de entrenamiento con el objetivo de presentar nuevos estímulos con los que poder elevar y optimizar el rendimiento de nuestros jugadores.

En esta ocasión, para seguir introduciendo contenido en relación a nuestro próximo congreso de Diciembre basado en el control y la cuantificación de la carga en fútbol, presentamos un escenario de máxima exigencia donde el control de lo que te acontezca en ella será fundamental para aportar el estímulo y la dosis necesaria para el entrenamiento y la adaptación de nuestros jugadores.

Así, siguiendo con la alternancia del tipo de tareas de entrenamiento, esta semana os presentamos una situación de 1vs1 condicionada donde las variables de carga externa más estimuladas son la velocidad de desplazamiento y las aceleraciones de alta intensidad. 

Los jugadores compiten por parejas, empezando ese 1vs1 con el defensor situado unos 4-5 metros por detrás del atacante. Tras el pase de un ayudante al atacante, éste trata de llegar a portería a finalizar la acción antes de que el defensor le alcance. De esta manera, provocaremos la máxima velocidad de los dos jugadores a través de un reto alcanzable y una situación que exigirá máximo rendimiento: el atacante evitando que el defensor llegue; el defensor tratando de alcanzar al atacante.

Tras esa primera acción, habrá una transición y cambio de roles, introduciendo un componente condicional alejado del juego y centrado en la velocidad de desplazamiento y en las aceleraciones / desaceleraciones de alta intensidad, añadiendo así un grado de exigencia y dificultad a la tarea. El atacante deberá ir a tocar el muñeco situado en el área antes de ir a defender a su rival, quien al mismo tiempo tras haber terminado esa primera acción se desplazará a máxima velocidad a tocar el muñeco situado detrás de él. A partir de ahí, recibirá un balón por parte de un ayudante para ir a disputar la segunda acción de 1vs1.

A través de situaciones más jugadas como en este caso, donde la prioridad sigue siendo el desarrollo de la estructura condicional del jugador desde un prisma más global, y a la hora de diseñar escenarios de máxima exigencia, consideramos importantes los siguientes aspectos:

  • Ajustar por un lado la distancia de los desplazamientos a las distancias más comunes recorridas en competición; y por otro lado, lo suficientemente largas como para que nos permitan alcanzar velocidades de máxima intensidad.
  • Individualizar el número de repeticiones para cada jugador y para el equipo, ya que al tratarse de situaciones de máxima exigencia debemos evitar un aumento brusco de la carga, más aún si son estímulos nuevos para nuestros jugadores.
  • Controlar el tiempo de esfuerzo y recuperación entre series y repeticiones, pues la fatiga aportada por este tipo de estímulos es muy elevada y la prioridad será que se realicen con la mayor calidad e intensidad posible.

Nos vemos a partir del 1 de Diciembre en el Congreso Online sobre Cuantificación de la Carga en el Fútbol.

DESCRIPCIÓN DEL EJERCICIO

Organizamos 2 equipos donde los jugadores de cada equipo competirán en situación de 1 vs1 de la siguiente manera:

  • JUG 1: Recibe pase de un ayudante y conduce lo más rápido posible hasta dentro del área para finalizar la acción contando con la persecución del JUG 2 detrás de él. Al finalizar su acción, se desplaza lo más rápido posible a tocar el muñeco situado al lado del área para ir a defender una situación de 1vs1 contra el JUG 2 que pasa a ser atacante.
  • JUG 2: Tras el pase del ayudante para JUG 1 sale a perseguir lo más rápido posible y a defender a JUG 2. Si consigue tocarlo, el gol no será válido. Tras la finalización de esa primera acción, se desplaza lo más rápido posible a tocar el muñeco de en medio para recibir un balón e ir a jugar un 1vs1 contra JUG 1.

¡Seguimos avanzando!