Son ya muchos los equipos que han arrancado la pretemporada y, desde Fútbol Revolucionario seguimos con el objetivo de aportar recursos teóricos que inviten a la reflexión y recursos prácticos que poder utilizar en este período antes de arrancar la competición.

El Lunes compartíamos un nuevo artículo en el que analizábamos un estudio sobre los efectos de combinar sprints resistidos o pliometría con cargas de potencia óptima en el rendimiento de sprint y agilidad en jugadores de fútbol profesional.

Hoy compartimos un nuevo recurso práctico con el objetivo condicional de desarrollar la capacidad y potencia aeróbica de una manera jugada/lúdica donde la estructura coordinativa, socio afectiva, emotivo volitiva y creativo expresiva también se vean desarrolladas por medio de introducir la competición y el balón en una situación que consideramos lúdica y al mismo tiempo de una gran atracción por parte de los jugadores, ya que como veremos a continuación “al mismo tiempo que juegan, están entrenando”.

Más allá del resto de objetivos más específicos y relacionados con lo futbolístico, debemos tener presente que la pretemporada se convierte en un período muy importante para la construcción de hábitos y la mejora de las relaciones en nuestra plantilla, y para ello, situaciones que fomenten la comunicación, la cooperación y el trabajo en equipo serán de gran ayuda para llevar el rendimiento de nuestros jugadores un paso más allá. En esta ocasión, esos principios buscamos desarrollarlos a través del juego en el sentido más literal de la palabra.

Mientras que en la tarea condicional que compartimos la semana pasada priorizamos la estructura condicional por encima del resto, en esta ocasión damos un mayor peso a esas estructuras que tienen una relación con lo anímico y con los estados emocionales, indicadores y factores que aún estando lejos de poder cuantificarlos sabemos que siempre marcarán una diferencia cualitativa.

Si “el fútbol es un estado de ánimo” como diría Jorge Valdano, busquemos también durante la pretemporada momentos y situaciones que hagan salir a nuestros jugadores de la línea general y rutina de nuestros entrenamientos a través de situaciones que, aún siguiendo entrenándoles, nos permitan el desarrollo de otras capacidades y otros escenarios.

Como siempre hemos indicado desde Fútbol Revolucionario, deberemos buscar siempre el momento ideal de aplicar este tipo de estímulos que compensen la especificidad del entrenamiento y que ayuden a nuestros jugadores en esta etapa tan relevante como la pretemporada. Del mismo modo, y hablando en concreto de esta tarea, deberemos adaptar la complejidad y dificultad de los ejercicios técnicos en función del nivel de nuestros jugadores, planteando siempre un reto que implique cierta dificultad pero que sea alcanzable para ellos.

DESCRIPCIÓN DEL EJERCICIO

Circuito técnico – condicional compuesto por 4 estaciones diferentes. En cada una de las estaciones se coloca un equipo y cuando pasen 4 minutos, los equipos rotan a la siguiente estación:

  • ESTACIÓN 1: Gol olímpico. El balón sólo puede botar una vez antes de entrar a la portería (*adaptar esta norma en función del nivel de los jugadores).
  • ESTACIÓN 2: Golpear al travesaño desde algo más atrás de la portería. Si consiguen golpear al larguero, y hacer gol en un segundo remate antes de que el balón toque el suelo = 2 puntos.
  • ESTACIÓN 3: Hay que conseguir gol en la última portería pequeña situada por detrás de las 2 primeras. Para ello se puede golpear por fuera o por arriba de las 2 primeras.
  • ESTACIÓN 4: El jugador con balón tiene que ir haciendo habilidad hasta situarse al lado de una cesta o canasta donde tendrá que meter el balón. Si durante la habilidad se cae el balón, vuelve a empezar. * El jugador que golpea al balón tiene que ir a recogerlo para repetir o para entregárselo a un compañero. 

¡Esperamos que os guste y seguimos avanzando!

Seguís teniendo disponibles los 2 planes de trabajo gratuito que preparamos para este período transitorio.