fbpx

La preparación física en fútbol base. Hacia un nuevo concepto

Si hay una figura que está evolucionando a pasos agigantados en el mundo del fútbol es el preparador físico, con un papel que va más allá de ese aspecto físico hacia uno más integrador con base en el desarrollo del juego, con una visión evolutiva que le permite adaptarse tanto a las nuevas evidencias científicas, como a las necesidades “socio-afectivas” del jugador, las generaciones y su entendimiento y personalidades cambian cada año. Esa ganancia de presencia y valor ha hecho que muchos clubes den al PF su sitio incluso en las categorías de desarrollo no profesionales, es decir, donde a nuestro entendimiento se forjan las cualidades del futbolista, su base fundamental de comprensión y maduración.

Sin embargo, el planteamiento y la realidad con la que nos encontramos es que en las categorías en las que podemos trabajar con organismos con unos niveles de maduración y comprensión del juego ya fundamentados (que no perfectamente desarrollados) el control, la organización y el diseño de las tareas tiene mucha base en “el juego” y su contexto, pero qué ocurre cuando hablamos de esos “jóvenes deportistas en desarrollo”? 

Pues que aunque parezca que no, o extraño, el preparador físico tiene un papel incluso más relevante que en las categorías superiores. Y es lo que en esta serie de artículos pretendo comentar contigo, en qué basamos ese nuevo papel en el desarrollo del joven deportista, es decir, hay que generar una evolución que pasa por que el humano-deportista en desarrollo empiece a controlar su cuerpo (tema de lateralidad, visión espacial, el “ego”…) para poco a poco en base a esa maduración biológica que condiciona muchas de las capacidades del futbolista, (por ejemplo, la capacidad de control del balón en el espacio), sus intenciones y su capacidad de comprender aspectos del juego va a estar “muy limitada” por lo que su “cuerpo” es capaz de hacer, es decir, usando el ejemplo anterior, ese control va a depender más de la coordinación básica del niño, que de la intención de ese control.

Este es un punto clave, que en la investigación sobre los modelos LTAD (long term athletic development-desarrollo atlético a largo plazo) queda muy claramente descrito, en las categorías inferiores, con organismos con niveles de coordinación bajos, tenemos que empezar a diferenciar la exploración del entorno(formas de controlar el balón) con la explotación del entorno (el control del balón depende de la intención posterior, nos referimos a la relación individuo-entorno-tarea). Es decir, dependiendo de la categoría (que incluso en algunos países las etapas de juego se organizan en base al modelo de crecimiento), lo importante no va a ser porqué hacen las diferentes acciones, si no que las hagan, porque su desarrollo en el juego no va parejo a su capacidad. En qué momento empezamos a generar ruedas de pases? Cuándo es conveniente y de qué tipo, diseñar un juego reducido?Cuando empiezan a aparecer intenciones concretas (hago esta acción para desencadenar algo), o cuándo son reacciones instintivas en el entorno?

Lo que buscamos es generar un equilibrio entre las capacidades humanas del joven futbolista, y la “calidad” de sus acciones, entendiendo esa calidad no como el “modelo técnico adecuado” si no la relación ejecución del movimiento vs. rendimiento del movimiento. En pocas palabras, nosotros queremos desarrollar el fútbol que ellos son capaces de hacer, sin forzarle hacia conceptos superiores que dicho de un modo fácil de entender, ahora no toca. Incluso cuando haya “generación espontánea” de determinados conceptos.

Todo esto forma parte del trabajo del PF en el fútbol base, generar un modelo de optimización del desarrollo de la capacidad y calidad de movimiento, en base a 3 puntos claves:

  • Maduración biológica
  • Capacidad coordinativa
  • Comprensión del juego

Y es aquí, donde de manera implícita a este desarrollo aparecen estos dos conceptos:

Exploración del entorno, muy ligado a los modelos pedagógicos del aprendizaje diferencial, donde el jugador simplemente experimenta y crea opciones resolutivas a los problemas planteados, muchas veces sin una lógica concreta, nada más que su “creatividad”. Buscamos que mediante la exposición al entorno, ellos mediante sus capacidades busquen la resolución de los “problemas” que se planteen, por ejemplo, un 1vs1. En este punto, la exploración consiste simplemente en observar que el niño desencadene todo su potencial creativo, nos sorprenda y sea capaz de resolver ese 1vs1.

Explotación del entorno, relacionado sobre todo con los modelos CLA (constraint led approach) en donde a través de la manipulación de diferentes variables del entorno y la tarea, provocamos determinadas respuestas a los problemas. Si bien hay una creatividad implícita, está se va a ver reducida por la experiencia del jugador, la comprensión del entorno, y porqué no decirlo, por la propia idiosincrasia de las intenciones de juego del entrenador. En este punto es imperativo que el niño ya entienda el “por qué” de determinadas acciones. Y ten en cuenta una cosa, el hecho de que te respondan verbalmente a una pregunta “De qué manera puedo hacerlo?” por ejemplo, no significa que ellos tengan asumido el “por qué”, la verdadera razón. Es por ello que la respuesta  verbal tiene que venir acompañada de una modificación en el comportamiento acorde con esa respuesta, o de otro modo, ellos repiten verbalmente una respuesta “Cómo podría dar otra opción? Dando un pase” pero luego, cuando vuelve al contexto, el niño no razona esa respuesta para dar salida a la adaptabilidad motora y a la ajustabilidad de la respuesta.

Con lo que, si hablamos de que en estas categorías la comprensión del juego es muy limitada por la maduración biológica y la capacidad de comprender determinados tipos de razonamientos y exposiciones a situaciones, el pf es el canalizador-catalizador del desarrollo de ese cuerpo para que poco a poco, sus habilidades vayan creciendo con esos niveles de juego.

Y es lo que vamos a desgranar en esta serie de publicaciones, cómo generar un modelo de preparador físico que aprenda a entender el desarrollo del niño, para que al final generemos futbolistas más maduros, con menos déficits en su desarrollo base.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Scroll al inicio

OFERTA PRIMERA EDICIÓN

MÁSTER EN PREPARACIÓN FÍSICA EN FÚTBOL DE ÉLITE

Accede a la primera edición del Máster Revolucionario e Impulsa tu Carrera como Preparador Físico de Élite

ÚLTIMOS DIAS

Días
Horas
Min.
Seg.

Prueba gratis una ponencia de nuestro Congreso

LA PREPARACIÓN FÍSICA EN LA ÉLITE

Prueba gratis una ponencia de Nuestro Congreso

LA READAPTACIÓN DE LESIONES EN FUTBOL

Prueba gratis una ponencia de Nuestro Congreso

EL ENTRENAMIENTO DE LA FUERZA EN EL FUTBOL

Prueba gratis una ponencia de nuestro Congreso

EL CUERPO TÉCNICO EN EL FÚTBOL DE ÉLITE​

Prueba gratis una ponencia de nuestro Congreso

cuantificación de la carga en el fútbol

Acceso a una clase gratis de nuestro Congreso

Diseño de tareas en el fútbol

Inscríbete a nuestra Masterclass GRATUITA

Los picos de carga en el fútbol